Últimas entradas
fotografía jurídica patata a juicio

Fotografía Jurídica 025: “Nuestra patata a juicio”

Ver fotografía jurídica a tamaño completo

Ir a una hamburguesería en Zaragoza y encontrarte decorando el local un cartel como éste: “Nuestra patata a juicio”. No es de extrañar que me llame la atención y me saque una sonrisa. Se dice que el consumidor del siglo XXI es más tecnológico, más exigente, está más informado, pero lo que de verdad le mueve son las emociones. En publicidad y en marketing lo saben muy bien, así que buscan la manera de acercarse a él, hacerle guiños y no sólo vendiendo un producto, en este caso comunicando las características de las patatas que se sirven en esta hamburguesería, sino conectando con el cliente que busca algo más que satisfacer su apetito.

Reproduzco el curioso texto del cartel:

Juez –  ¿Cómo se declara?
Patatín – No congelada, señoría. Estoy frita de que me traten como a una congelada cualquiera.
Juez –  ¿Puede demostrar su inocencia?
Patatín – Sí señor juez. Reconozco que soy una fresca muy de campo, y a mucha honra. Y si no, pruébeme.
Fiscal – ¿No es cierto que el “día de fritos” se encontraba usted en un cajón congeladorrrrr? ¿No es cierto que utilizó todo su arrrrte para seducir a los clienteeeessss, hasta volverlos adictos? No haré más preguntas señoría.
Patatín – Sí, señor. Lo confieso. Esa es mi función. Para eso estoy preparada y por eso estoy de tan buen ver. Y los clientes me solicitan una y otra vez. Pero nunca pisé un refrigerador. Lo mío es el calorcito de la freidora.
Fiscal – Señoría, ¡protesto enérgicamente!
Juez – No ha lugar, abogado. Haga el favor de ceñirse a los hechos y aportar pruebas fiables.
—— Se produce un gran alboroto entre los patataasistentes.
Juez –  ¡¡Orden en la sala!!
Fiscal – ¡¡Patatín es un peligro público de primera magnitud!!
Patatín – Me sumerjo en aceite limpio todos los días. Se me acusa de ser una blanda, pero estoy que crujo por fuera y en el interior soy muy tierna. Todo un amor. Y si estoy así de estilizada no es por no estar bien nutrida sino para poder desplegar todo mi sabor.
Juez – ¿Y cuál es el veredicto?
El portavoz del jurado (compuesto por el Panecillo Crujiente, Don Pepinillo y Dña. Cebollita confitada)
– Declaramos a Patatín inocente y…. riquísima. Ñam, ñam, ñam.
Es usted una patata natural, cortada en el día, frita en aceite de oliva limpio y acompañada de las salsas más afamadas.

 

La autora de esta fotografía y de su texto es Sonsoles Valero Barceló quien los ha cedido gratuitamente a Juristas con Futuro para su publicación y difusión gratuita.
Valora este artículo
Nuestra patata a juicio
Avatar

Un artículo de Juristas con Futuro

El primer portal digital en español sobre marketing jurídico. Ofrecemos información relevante sobre el sector legal y la industria de servicios jurídicos. Eso incluye asuntos de Legaltech e innovación legal.


Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
"NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE"

Querido lector: dispones del permiso del editor de Juristas con Futuro y del mismo autor de este artículo para reproducir todo o una parte del mismo, siempre que cites la fuente de origen y que no consideres importante que Google penalice tu web por tener contenido duplicado. Así que, simplemente copia lo siguiente:

Juristas con Futuro. Nuestra patata a juicio [online]. Juristas con Futuro. 20/04/2016. https://www.juristasconfuturo.com/fotografias-juridicas/nuestra-patata-a-juicio/. Consulta: [indicar la fecha en que has consultado el artículo]

Compruebe plagio

Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.