Últimas entradas
Túnel Lincoln

Viviendo en los tiempos modernos, en un país moderno, es fácil dar las cosas por sentado. Aparte de la tecnología y las disputas habituales sobre la acreditación de logros de una generación sobre otra, la historia siempre nos recuerda lo que tomó para que las generaciones anteriores construyeran lo que nos hace funcionar como lo hacemos hoy. Un ejemplo de esto es la infraestructura de transporte en la construcción del Túnel Lincoln.

El Lincoln Tunnel es un túnel de 1,5 millas de largo que conecta Nueva Jersey con Midtown Manhattan, Nueva York. Un producto de la Administración de Obras Públicas del “Nuevo Acuerdo” del presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt. Este estaba destinado a expandir el empleo en uno de los proyectos de infraestructura más grandes del país, en un momento en que los trabajadores sufrían las dificultades económicas de la Gran Depresión. Sin embargo, las elegantes presentaciones previas a la construcción, y el eventual éxito del proyecto, no pueden permitirnos olvidar las acciones de maltrato a los trabajadores.

Sobre todo, refiriéndose específicamente a los tres tubos que componen el túnel, un total de 15 trabajadores, también conocidos como “sandhogs” murieron durante el período de construcción. Un «sandhog» (cerdo que excava en la arena, traducido literalmente), es un término informal para describir a los mineros urbanos y a los trabajadores de la construcción, cuyas tareas se encuentran debajo del suelo, bajo una variedad de proyectos de excavación. Cabe mencionar que muchos de estos trabajadores, no solo resultaron heridos, sino que también fueron terriblemente maltratados durante las horas de trabajo.

Los excavadores de túneles estaban compuestos en su mayoría por inmigrantes de origen polaco, irlandés, e italiano. Ellos ganaban una pequeña cantidad de $10 por día, con poco tiempo para descansar. La mayoría de los días, tenían que abrirse camino a través de diez metros de roca sólida, y forzar pesados ​​anillos de hierro para que cubrieran el túnel. Los trabajadores estuvieron expuestos a la enfermedad por descompresión, que puede causar parálisis en la columna vertebral o el cerebro. Las secuelas fueron tan tangibles que los trabajadores colapsaban en las esquinas después del trabajo. Incluso, algunos fueron arrestados por lo que la policía interpretó como «comportamiento de borrachera». Apenas hubo algún tipo de pago de compensación laboral por las lesiones graves.

El cambio de personal fue extremadamente alto. Era absolutamente normal que los trabajadores entrantes estuvieran en el trabajo durante una hora o un turno, y nunca más se los volviera a ver en el lugar. Los hombres también estaban tremendamente presionados para no tomar descansos. Más de dos sorbos de agua, durante un turno, podían provocar una expulsión incondicional. También se les exigió que llevaran insignias que advirtieran a cualquier persona que pudiera encontrarlos inconscientes que «no los enviaran al hospital».

Si bien ningún sandhog murió durante la construcción del tercer tubo, hubo un derrame que empujó a todos los trabajadores, literalmente, a nadar para salvar sus vidas. No hace mucho, a fines de 2020, hubo un derrame en el Túnel Lincoln que extendió ondas sobre los autos atrapados en su interior, lo que podría haber llevado a un desastre masivo. Aunque fue reparado, y todos estuvieron a salvo, es difícil no imaginar el nivel de peligro por el que tuvieron que pasar todos esos trabajadores, para construir una de las líneas de transporte más transitadas de los Estados Unidos.

¡Vota este artículo!
El Largo y Fatal Viaje por el Túnel Lincoln

Un artículo de Neil Flynn

Abogado litigante en The Platta Law Firm, especializado en casos de accidentes de construcción. Su trabajo en este sector ha dado lugar a varios casos de alto riesgo, y ha mejorado las vidas de innumerables trabajadores. Es alumno de la Facultad de Derecho de la Universidad de Fordham y de la Universidad de Columbia.


Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
"NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE"

Querido lector: dispones del permiso del editor de Juristas con Futuro y del mismo autor de este artículo para reproducir todo o una parte del mismo, siempre que cites la fuente de origen y que no consideres importante que Google penalice tu web por tener contenido duplicado. Así que, simplemente copia lo siguiente:

Neil Flynn. El Largo y Fatal Viaje por el Túnel Lincoln [online]. Juristas con Futuro. 03/11/2021. https://www.juristasconfuturo.com/recursos/doctrina-juridica/el-largo-y-fatal-viaje-por-el-tunel-lincoln/. Consulta: [indicar la fecha en que has consultado el artículo]

Compruebe plagio

Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.