Últimas entradas
tamaño importa desarrollo negocio

En mi primera entrada hablaba del enorme reto actual que tiene el sector legal: Transformarse, para que los despachos sean mejores, más fuertes y más rentables. Convertirse en empresas de servicios jurídicos en definitiva (http://www.tuchoconsultoria.com/blog-estrategia/estrategia/el-despacho-de-abogados-como-empresa). Y la pregunta que os hago en esta ocasión, al hilo de esto, es: ¿Tienen todos los despachos las mismas armas para poder afrontar este reto?

Sin necesidad de ir más allá en el planteamiento de la entrada, voy a dar ya la respuesta: No, no todos los despachos tienen las mismas armas para afrontar el reto que tienen por delante. Pero esto no es necesariamente una mala noticia.

La razón por la que me hice esta pregunta es sencilla. Se habla –hablamos- mucho de la transformación del sector legal, de que los despachos tienen que cambiar hacia una forma distinta de hacer las cosas… y alrededor de este tema hablamos de las soluciones que existen. Marketing jurídico, el canal online, técnicas de venta… Todo ello totalmente válido. Pero me he dado cuenta de que hay algo de lo que no hablamos: ¿Qué tienen que hacer los despachos para convertirse en empresas jurídicas de verdad? ¿Para pasar de abogados en un despacho a un despacho de abogados?

No todos los despachos juegan en la misma liga ni tienen las mismas armas

No todos los despachos juegan en la misma liga, ni tienen las mismas necesidades, ni pueden hacer las mismas cosas. Ni siquiera es una cuestión de recursos (aunque contar con abundantes recursos es una buena ayuda… Pero en ese caso, seguramente el despacho no esté pensando en cambiar, porque ya le va bien). Es una cuestión, también, y dentro de este campo de discusión, de tamaño y estructura. El tamaño y la estructura en buena medida determinan la capacidad de hacer más cosas aparte de llevar adelante los asuntos jurídicos.

Desde esta perspectiva, lo que vemos es que en función del tamaño (solos y pequeños, medianos, grandes) tienen posibilidades, oportunidades y estrategias distintas por delante. Para analizarlo, lo mejor es mirar hacia fuera del sector, al mundo de la Empresa en general, donde todo esto ya tiene un largo recorrido. Así, pensando en los despachos como empresas, y en función de su tamaño y estructura, puedo equiparar a los pequeños y solos con la situación de los autónomos, a los medianos con las PYME, y a los grandes con gran empresa. Es una categorización muy simple y nada académica, que lo que pretende es poner sobre la mesa conceptos de empresa, adaptados al sector legal. Allá vamos.

Solos y muy pequeños. Los autónomos del sector legal

La densidad del sector legal, con unas 90.000 empresas jurídicas, es de menos de 2 abogados por despacho. Esto quiere decir que la gran mayoría de los despachos son de Solos, o de abogados agrupados por interés en un despacho, para compartir gastos, pero sin constituirse realmente en una empresa de mayor tamaño, y que por lo tanto llevan a cabo una gestión y estrategia inconexa, por no decir inexistente.

La necesidad de facturar ocupa casi todo su tiempo, que se pasa de manera mayoritaria atendiendo a clientes y llevando a cabo sus asuntos jurídicos. No hay tiempo para más, porque las jornadas de trabajo más que a menudo son maratonianas. Y a Dios gracias, porque eso es lo que paga las facturas.

Igual que un autónomo, hablarle a un solo de profesionalizar la gestión, de virar hacia un comportamiento de empresa, le suena a ciencia ficción. Pero la incapacidad de dedicarle tiempo a las tareas estratégicas supone entrar en un círculo vicioso. Es una situación difícil de romper.

¿Qué opciones tiene? Si dispone de recursos económicos, puede externalizar determinadas labores “no core business”, si cuenta con un plan adecuado. O puede optar por crecer, incorporando a otro abogado que le libere de parte del trabajo, con la condición de que su tiempo libre pase a ser empleado de manera estratégica y comercial. O puede apostar por otra forma de crecimiento, integrándose con otros “autónomos legales”, para convertirse en un despacho mediano. O… Nadie dice que sea fácil ni inmediato, pero opciones, haberlas, haylas.

¿Cuál es el futuro? Seguirá habiendo despachos de estas características porque el mercado tendrá un lugar –y no pequeño- para ellos. Pero excepto aquellos que –como ya ocurre en la actualidad- encuentren un nicho especialmente rentable (por especialización, por reputación personal…), la situación económica siempre será un foco de preocupación.

Micro despachos

Pequeños y medianos despachos. Las PYME jurídicas

Damos un salto de tamaño. Un despacho mediano ya tiene por definición los mimbres de una PYME, porque la necesidad les empuja a ello. Y por lo tanto afrontan los mismos retos que cualquier PYME, unidos a los específicos de la situación actual del sector. Profesionalizar la gestión a todos los niveles, acometer con éxito la transformación digital y tecnológica, sobrevivir al cambio generacional… Por eso están en una buena posición para cuidar de la gestión, de los procesos internos (http://www.tuchoconsultoria.com/blog-estrategia/publicaciones/gestion-por-procesos-en-los-despachos-de-abogados ) etc.

Su principal ventaja respecto de un Solo es que al contar con una mayor estructura, eso le permite distribuir roles y responsabilidades entre los socios, y le facilita la toma de decisiones estratégicas consensuadas. Es posible que incluso cuenten con una estructura laboral por debajo de los socios, lo que indica que estamos delante de una empresa capaz de generar un excedente interesante, lo que equivale a una mayor capacidad de inversión.

Sus opciones: Buscar una mejor gestión, diferenciación, comercialización y aprovechamiento eficaz de los recursos. Su futuro: Como el de cualquier otra PYME, luchar por consolidarse, o verse llevados a la irrelevancia. Cuentan con potencial para ser empresas muy rentables, y capaces de asumir retos importantes, como la internacionalización. Generar una marca potente a nivel local es un arma excelente en su favor.

Despachos medianos

Grandes y muy grandes. Empresas y multinacionales

En este caso no voy a extenderme demasiado. Estamos ante los jugadores de las grandes ligas, que ya tienen un expertize acumulado como (gran) empresa. Cuentan con áreas, departamentos, estructuras potentes, capacidad de inversión… Su reto es seguir creciendo de manera consistente.

Despachos grandes

Concluyendo

Cada abogado, cada despacho, tiene unas características propias e intransferibles que hacen que las opciones de mejora que tienen sean unas u otras. Comparándose con las empresas de otros sectores, en referencia a su tamaño y estructura, pueden tener muchas pistas de qué se puede hacer y por dónde pueden ir los tiros. Desde luego, saber identificar su terreno de juego y las armas con las que cuentan para competir son un primer paso que hay que dar. Objetivos claros llevan a estrategias definidas, que son las que van a posibilitar llevar a cabo las acciones necesarias para mejorar y fortalecerse como empresa, independientemente del tamaño de ésta.

El tamaño importa. El reto de crecer según el tipo de despacho

Un artículo de Unai Camargo

Socio de Tucho Consulting, consultora española dedicada a ayudar a los despachos de abogados a transformarse en empresas capaces de adaptarse al futuro. Junto con su socio Nacho Tucho, fue uno de los creadores el primer Legal Hackathon de España el año 2015. Ha trabajado en proyectos internacionales durante más de 10 años. Durante este período disfrutó de la cooperación y el trabajo en equipos multidisciplinares compuestos por personas de diferentes países, culturas y antecedentes. Todas estas experiencias le han proporcionado una visión amplia sobre varios sectores y sistemas de negocios y de gestión.


Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
"NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE"

Querido lector: dispones del permiso del editor de Juristas con Futuro y del mismo autor de este artículo para reproducir todo o una parte del mismo, siempre que cites la fuente de origen y que no consideres importante que Google penalice tu web por tener contenido duplicado. Así que, simplemente copia lo siguiente:

Unai Camargo. El tamaño importa. El reto de crecer según el tipo de despacho [online]. Juristas con Futuro. 03/04/2017. http://www.juristasconfuturo.com/desarrollo-de-negocio/el-tamano-importa-el-reto-de-crecer-segun-el-tipo-de-despacho/. Consulta: [indicar la fecha en que has consultado el artículo]

Compruebe plagio

2 thoughts on “El tamaño importa. El reto de crecer según el tipo de despacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.